miércoles, 20 de junio de 2012

EL IMPACTO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACION EN NUESTROS HIJOS... ¿Cómo ayudarlos a ser críticos?



Los medios de comunicación conforman una de las industrias más fuertes a nivel mundial. En un lenguaje entretenido, bien estudiado, adaptado a las distintas sociedades y en una plataforma entretejida de entretenimiento, cultura, noticias, deportes y educación, los medios de comunicación ofrecen una amplia cantidad de mensajes cuya finalidad primordial es la de promocionar la venta de algún servicio o producto.

En la tele, en los panorámicos de las calles,  al abrir una revista,  al escuchar el radio en el auto, o mientras navegan por internet, nuestros hijos son expuestos a todo tipo de mensajes.

Y estos mensajes, ¿son buenos o malos?

Ahora sí que como en botica: ¡hay de todo! Tanto mensajes positivos, como negativos. Los medios de comunicación son parte de nuestras vidas y tienen muchas cosas que enseñarnos. Sin embargo, algunas de las cosas que enseñan podrían no ser lo que queremos que nuestros hijos aprendan.

Tras la exposición repetida a la televisión, los niños van incorporando  muchos de los comportamientos y actitudes que observan en ella. Desafortunadamente, la exposición es tan amplia y abierta, que tanto pueden recibir una valiosa y enriquecedora clase de historia universal, como pueden observar frecuentemente el consumo de alcohol en muchos programas televisivos o películas, e interpretarlo como algo normal, cotidiano y hasta adecuado.


Entendiendo el impacto de los medios de comunicación en los niños y adolescentes

Si partimos del hecho que mucho de lo que los niños aprenden en edades tempranas se basa en la observación e imitación, podemos comprender que para ellos sea natural el imitar a un personaje de cine o televisión, entonar la canción de un anuncio o dar otros ejemplos de lo que han aprendido de los medios de comunicación masiva. Y si en el medio que se desenvuelven, los niños con los que conviven son expuestos a los mismos medios, el impacto de dichos mensajes se multiplica.

La televisión es un artículo que ha cobrado tanta importancia como cualquier electrodoméstico de uso básico, como la licuadora o el microondas. Es difícil entrar a una casa en el que no haya al menos un televisor. Podemos encontrarlas en el comedor, la sala y las habitaciones. Hoy en día se fabrican teles de todos tamaños y cada vez más grandes. Son tan protagónicas, que acompañan reuniones, incluso la gente se junta a convivir en torno a un programa o show televisado. En palabras sencillas, la tele es casi como un miembro más de la familia. Y nuestros hijos se familiarizan con su uso desde edades tempranas.

El poder de los mensajes transmitidos por los medios

El impacto de los medios de comunicación puede ser contundente y sentirse de inmediato, pero habitualmente la respuesta del receptor a todos los mensajes va siendo sutil y gradual. Mientras mayor sea la exposición a los programas televisivos, la navegación por internet o cualquier otro medio audiovisual, mayor es el impacto que el consumidor manifiesta, independientemente de si se trata de un niño o un adulto.

 Aunque los efectos que los medios de comunicación tienen sobre los niños podrían no ser aparentes de inmediato, los niños sufren efectos negativos continuamente. Es posible que no actúe violentamente sino hasta que sean adolescentes o adultos jóvenes.
De la misma manera en que usted limitaría ciertos alimentos que podrían no ser saludables en la dieta de su niño(a), también debe limitar los tipos de mensajes que reciben en los medios de comunicación. A continuación algunos ejemplos de esto.

Mensajes negativos que los niños encuentran en los medios de comunicación.


1. Peleas y otras formas de violencia usadas como una manera de "resolver" los conflictos. Los niños aprenden actitudes hacia la violencia a una edad temprana y esas actitudes tienden a durar. La violencia mostrada en los diferentes medios de comunicación (tele, cine, internet) impacta a los niños y adolescentes de una manera igualmente perjudicial.

Los niños aprenden a comportarse agresivamente contra otras personas a través de los mensajes de los medios de comunicación. Se les enseña a usar la violencia en lugar del autocontrol para resolver problemas o conflictos. La violencia del "mundo de los medios" podría hacer que los niños acepten más violencia del mundo real. Algunos niños que ven muchas películas, programas o videojuegos violentos podrían tener más miedo y ver al mundo real como un lugar malo y pavoroso.

2. Los cigarrillos y las bebidas alcohólicas mostrados como algo atractivo, benéfico y para estar a la moda, en lugar de mostrarse como perjudiciales y  hasta mortales. Los niños ven personajes en la televisión, que fuman y beben. Pueden ver anuncios de productos de tabaco y alcohol en las carteleras de conciertos y eventos deportivos. Los anuncios y las películas llevan el mensaje a los niños de que fumar y beber hacen en una persona sea sensual o aceptable y que "todo el mundo lo hace". Los adolescentes que ven muchos anuncios de cerveza, vino, licor y cigarrillos admiten que eso los influencia a querer beber y fumar.

3. La paradoja de anuncios con comidas grasosas, pero con cuerpos esbeltos. Los medios de comunicación promocionan alimentos perjudiciales al mismo tiempo que le "dicen" a la gente que necesita bajar de peso y estar delgada. También fomentan indirectamente el sedentarismo, restándole importancia a la práctica del ejercicio. Niñas de todas las edades se preocupan por su peso y empiezan a modificar sus conductas alimenticias por temor a subir de peso. Los medios de comunicación pueden promocionar una imagen no realista de la apariencia de la gente. Muchas veces, la persona delgada y perfecta mostrada en la pantalla o en una fotografía, ¡ni siquiera es la misma persona!, sino una imagen arreglada mediante retoques y técnicas de modificación gráfica computarizadas.

4. Sexualidad, sin ningún tipo de restricción y a distintas horas del día. Se necesita un control estricto y especial de la programación de la televisión para evitar que los niños se expongan a este tipo de contenido que cada vez es más frecuente. Si bien es cierto que la sexualidad es inherente al ser humano, presentarla tan abiertamente a un niño que aun no ha formado su criterio al respecto, pudiera confundirlo, sobre todo cuando se muestra tan libremente y sin resultados negativos tales como enfermedades o embarazos involuntarios.


Educación básica en cuanto a los medios de comunicación

Los padres necesitan establecer límites y participar activamente en cuanto a los programas de televisión, juegos de computadoras, revistas y otros medios de comunicación que usen sus niños. Pero ese es un solo paso para ayudar a que los medios de comunicación tengan un papel positivo en las vidas de los niños. Debido a que los medios de comunicación nos rodean y no podemos evitarlos siempre, una manera de filtrar los mensajes que emiten consisten en desarrollar la capacidad de cuestionar, analizar y evaluar dichos mensajes. A esto se le llama educación sobre los medios de comunicación o análisis crítico de los medios.

Al igual que los niños que saben leer aprenden a analizar las cosas que leen, también deberán ser capaces de analizar las imágenes y sonidos a los que se exponen. Su niño(a) puede aprender a comprender tanto los mensajes obvios, como los mensajes ocultos en todos los medios de comunicación. Una vez que los niños aprendan a analizar los mensajes transmitidos por los medios de comunicación, comenzarán a hacerse preguntas y a pensar sobre los mensajes que vean, lean y oigan a través de dichos medios. ¡Y también se divertirán al hacerlo!

Algunos puntos sobre educación en torno a los medios de comunicación:
1. Los mensajes son creados por gente, no son hechos por súper héroes, ni por los productos; es un equipo de gente que persigue un fin específico. Hay que buscar y entender el fin y explicarlo a los niños.
2.  Cada medio de comunicación tiene su propio lenguaje. Cuando los niños aprenden esas técnicas, son capaces de comprender la manera en que se presenta un mensaje en lugar de verse afectado.
3. Cada quien interpretará los mensajes en forma única. La interpretación que cada quien le da a los mensajes publicitarios está influida por cosas muy particulares de la vida de esa persona, como lo son sus valores, recuerdos y nivel educativo.
4. El mensaje puede promover valores distintos a los del público, así que es importante que el niño entienda que tiene la opción de aceptar o no lo que el mensaje intenta transmitir.

Ideas para educar sobre los medios de comunicación.
-Juegue a los anuncios y pida a sus hijos ideas para promocionar un producto. Ellos se darán cuenta de todo lo que puede hacer una empresa publicitar para tratar de lograr ventas.
-Contraste marcas reconocidas contra marcas menos conocidas (como las marcas propias del súper). Llévelos al súper y dense el tiempo de ver los coloridos de los empaques, la cantidad de los productos en los estantes y haga notar como aquellos productos más famosos, utilizan más estrategias de mercado y como esto impacta en la gente.
-Analicen juntos un video musical. Pregunte a su hijo que quieren decir las imágenes. Si concuerda la letra de la canción con lo que el video presenta, en qué se hace más énfasis.
-Analicen juntos un comercial de tele y un par de anuncios de revistas, que vean los modelos que usan para los comerciales, la discordancia entre el tipo de comida (chatarra) y el aspecto saludable de los modelos. Déjeles analizar como escogen estereotipos (color de piel, cabello, ojos, siluetas) para modelar en los anuncios tanto en prensa, como en tele.
-Cuando vaya al cine, vean juntos el promocional de la barra de sodas y palomitas, analice con ellos los costos de los productos, en palabras sencillas, explicándoles que el objetivo del promocional es el de vender y cómo lo consiguen a pesar de los costos tan altos.

Haga del uso de los medios una actividad familiar. 
Cada vez que sea posible, use los medios de comunicación con sus niños experiencias con los medios, usted le puede ayudar a analizar, cuestionar y confrontar el significado de los mensajes por su propia cuenta. Durante las actividades referentes a los medios de comunicación, ayúdele a sus niños a cuestionar lo que vean. Hágalo cuando se presente un acto violento, una imagen o mensaje engañoso, o un anuncio sobre un producto perjudicial.

¿Pregúnte a sus hijos qué piensan? Expresar la opinión propia o hacer preguntas sobre los mensajes de los medios desarrollan las habilidades de por vida que su niño(a) necesita para ser un usuario crítico de los medios de comunicación.

Busque los "efectos secundarios" de los medios. A menos que se identifique claramente en el contenido la violencia, sexo o lenguaje gráfico, los padres muchas veces no se fijan en los mensajes que los niños reciben a través de los medios de comunicación. En lugar de eso, esté consciente de los medios de comunicación que los niños y los adolescentes usan y el impacto que podrían estar teniendo. Eso es especialmente importante si su niño(a) muestra cualquiera de las primeras siguientes conductas:

1.                   Un mal desempeño en la escuela
2.                   Golpea o empuja a otros niños con frecuencia
3.                   Le contesta a los adultos de manera agresiva
4.                   Tienen pesadillas frecuentemente
5.                   Come más alimentos no sanos       
6.                   Fuma, bebe o usa drogas                    

Usted puede ser la diferencia en la manera en que los medios de comunicación impacten a sus niños. Si limita, supervisa y habla con sus niños sobre las experiencias referentes a los medios, ellos tendrían mucho que ganar. Cuando usted ayuda a que sus niños comprendan la manera en que les afectan sus selecciones de medios de comunicación, podrán controlar el uso de dichos medios de una manera efectiva, en lugar de ceder a su influencia sin pensarlo.

Establezca límites, pero sea flexible.

Es importante estar conscientes del impacto de los medios de comunicación en nuestros hijos. Aún así, es difícil aislarlos por completo de la exposición a los mismos. Sin embargo, si los educamos a ser analíticos, ellos podrán estar expuestos sin tanto efecto negativo. Intentar evitar por completo que vean tele, puede llevarlos a hacerlo fuera de casa, pues es un medio presente en todos lados.

Tampoco se trata de hacerlos sentir excluidos y diferentes. En lugar de eso promueva otras actividades que al realizarlas, limiten la exposición a la tele. Por ejemplo actividades físicas fuera de casa. O bien, actividades culturales como la lectura o la participación en alguna clase artística. De esa manera, será su hijo el que “decida” no ver tanta tele

Recuerde entre menos exposición a la tele mejor; intente disminuirla gradualmente y llegar al objetivo de:
¡No más de 1-2 horas de monitores (incluye tele, computadora y videojuegos) por día!

ENSEÑE CON EL EJEMPLO. No puede esperar que su hijo vea poca tele, si usted está pegada o pegado al televisor, apasionada con la novela o la serie televisiva! Tenemos que ser ejemplo. Los hijos observan e imitan. ¡No hay más vueltas que dar en este punto!

 
Conclusión
A pesar del gran impacto de los medios de comunicación, podemos enseñar a nuestros hijos a comprender de una mejor manera los mensajes de los medios de comunicación que vean impresos, que oigan por la radio o que vean en las redes de televisión y por internet. De esta manera, a pesar de la exposición a ellos, tendrán herramientas para criticar los mensajes que reciben y para estar conscientes de que son ellos quien deciden si consumen o no un producto, o si adoptan o no los comportamientos y actitudes presentados en los medios. Sabrá entonces que sólo podrá ser manipulado por los medios, si él (o ella) así lo permite.

1 comentario:

  1. ME PARECE SUPER CENTRADO EL ARTÍCULO, LO COMPARTO PLENAMENTE.
    La mía es una lucha a lo largo de la crianza de tres hijos, en una sociedad que absorbe todo y todo lo parece bueno sólo porque está en la TV.
    Es terrible la cantidad de basura que nos endilgan los medios sin poder hacer mucho, excepto educar (contracorriente, contra el deseo de los hijos alentado por el entorno y los amigos, etc.).
    Gracias por el material, me gustaría poder publicarlo en mi blog: http://elrincondelakatarsis.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Deje su comentario